logo caiman
caiman.de archivo
casos limites

Anécdotas de una Salvadoreña en Alemania

Licencia de conducir
"Bueno, tráiganos una prueba de que tiene un permiso de conducir valido en El Salvador si además comprueba que posee este desde hace mas de trece años le otorgaremos "el derecho" a hacer la licencia alemana, es decir a volver a realizar la prueba practica y teórica". Que gran ganga, entonces de que me sirven mi licencia y experiencia? Me tenia que sentir agradecida ya que así los costos "solo" serian de 800 marcos en caso de aprobar ambas.

Después de realizar satisfactoriamente la prueba teórica (Cuantos gramos de marihuana puede fumar si todavía quiere conducir?) y la practica (aprobada gracias a certeras sugerencias del profesor). Me voy a las oficinas de Transito para recibir la licencia alemana tan ansiada. Hay que saber que los alemanes hasta hace poco tenían una licencia rosada del tamaño de un pasaporte y plegable, ya que de papel. Bueno, dice la importante Sra. De Transito, primero deme su licencia salvadoreña, tengo que ponerle un sello de que también posee la alemana por si se la quitan (la alemán) y usted enseña la salvadoreña, que sepan que tiene que presentarla… es decir para que no pueda manejar con la salvadoreña aquí..., si claro. Que organizados estos alemanes. La empleada saca muy orgullosa un plástico rosado, la nueva licencia alemana.

Con naturalidad saco mi licencia original un plástico con mikrochip, huella digital y utilizable como documento único. Un gran silencio llena la oficina, ningún sello perdura sobre plástico. El ingenio de la elite intelectual alemana sale a relucir. La encargada saca un papelito lo corta a un tamaño de 3cm por 3 cm, le pone el sello, lo firma y para finalizar el show lo pega con cinta adhesible transparente sobre el plástico salvadoreño. Me le quedo viendo con burla en los ojos. "Este sello tiene que permanecer para siempre sobre su licencia original, si lo retira inquiere en penalidades". El papelito esta doblado varias veces, que viva el progreso de los europeos.

Las abejas
Como latinoamericana, se siente contacto permanente con la familia en tierras lejanas, y por esta vía me entero de que mi padre se ha iniciado en la apicultura. El banco le otorgo un crédito, y es así como hoy es poseedor de tres colmenas. Sin embargo tengo que escuchar que las colmenas son un desastre. Una de ellas trabaja normalmente y produce miel, la otra pasa amandoce y produciendo continuamente nuevas reinas que guerrean entre si y la tercera es el colmo, no trabaja y asalta a las demás de cuando en cuando.

Bueno ni modo, con varias estrategias como agua azucarada, para que no se tan pesado el trabajo de las abejitas se trata de incentivarais pero sin fruto. A las semanas me entero de que las holgazanas se fugaron de la finca. Le cuento a mi novio las novedades y este no tiene mejor comentario que; "que simpática esa colmena, si eran verdaderas representantes del pueblo latino, quizás se aburrieron, las otras no son nativas". No se como ha seguido la aventura de las abejas, pero todos nuestros amigos me preguntan sobre las abejas nativas.

Texto: Sönke Schönauer
Traducción: Camila Uzquiano


buscar

powered by google


guia/archivo

© caiman.de GbR - disclaimer - nosotros pa´rriba