logo caiman
caiman.de archivo

Colombia: Monserrate – Subida al Monte Sacro de Colombia

Durante estas semanas de la cuaresma entre el Miércoles de Ceniza y el Domingo de la Resurrección, está muy frecuentado: el "Monserrate", el Monte sagrado en el centro de Colombia. Situado a casi 3200 metros de altura, su cumbre con la Iglesia de blancura reluciente forma una corona encima de la capital colombiana Bogotá. Numerosos peregrinos suben a pie las cuestas hasta llegar a la Iglesia, ejerciendo penitencia por algunos pecados cometidos en el pasado, o pidiendo favores divinos para el futuro. Visitantes menos devotos que simplemente quieren disfrutar de las vistas durante lod fines de semana, eligen una alternativa mucho más cómoda para llegar a la cumbre: el Funicular de color rojo chillón.

A primera vista, este particular y gracioso medio de transporte, construído en 1929/1930, no inspira mucha confianza, pero todos nos aseguran que nunca hubo ningún accidente del funicular. Cuando todas las sillas estén ocupadas, cada 20 minutos, la cabina del funicular empieza a moverse. Ahora sube lentamente, acompañado de sonidos "sospechosos", crujidos y movimientos oscilatorios. Mirando a las avenidas de Bogotá que que se alejan en la profundidad, estamos imaginando ya nuestra caída al abismo. Pero por mucho ruido que haga el funicular, no pasa nada. Lentamente subimos, contemplando el verdor de los árboles que se encuentran bastante cerca del trayecto del funicular.

Las avenidas y casas de Bogotá, allá abajo, se hacen cada vez más pequeñas y forman un panorama espectacular. Durante el recorrido, por un momento imaginamos la subida a pie, pero nos alegramos de habernos decidido por esta opción cómoda y confortable.

Pues, una vez llegados a la cumbre, todavía se presentan bastantes oportunidades para dedicarse a la penitencia ascética o para ejercer deporte. Al principio, hay que acostumbrarse – por lo menos siendo forastero – a la escasez del aire a esta altura que nos obliga a movernos con velocidad frenada. Pronto nos encontramos ante el primer grupo escultórico de una magnífica Vía Crucis que lleva desde la escalera al lado de la estación final del funicular hasta la iglesia de la cumbre.

Las esculturas de piedra que muestran escenas de la Pasión de Cristo e invitan a los peregrinos a rezar son de diferente valor artístico. Pero la ubicación romántica de la Vía Crucis, con las sierras verdes al fondo, les encanta tanto alos peregrinos como a los visitantes menos creyentes.

Todo el conjunto evoca la armonía entre arte creado por los hombres y la naturaleza creada por Dios, combinando así un Calvario con un Jardín Botánico, porque a cada grupo escultórico han atribuído otra especie de plantas. Estas plantas, sean flores o hierbas o árboles pequeños, tienen su origen de distintas regiones de Colombia. Por ello, se puede observar grandes contrastes entre plantas de verde pálido, del desierto del páramo y pinos de verde muy oscuro. A nosotros nos parece increíble que aquí, a más de 3.000 metros de altura, crezcan árboles de unos 30 metros, mientras que en Europa, ala misma altura apenas crecen florecitas.

Nos gustan especialmente los bonitos árboles que llevan el gracioso nombre de "borracheras", inundados de botones de lirios de color amarrillo dorado.

Disfrutamos de vistas espectaculares a los mil matices del color verde que nos ofrecen los bosques de la montaña, mientras que subimos lentamente las cuestas y escaleras hasta que lleguemos a la cima del Monserrate. Dirigimos la mirada a la cumbre del Guadalupe, situado enfrente y a unos 100 metros más de altura, es el segundo monte sacro encima de Bogotá. Allí también se ve una pequeña iglesia en la cumbre. Guadalupe obtuvo su nombre según el santuario en la Extremadura española (que también dió su nombre a la Guadalupe mexicana). El "Monserrate", por su parte, es la forma "hispanizada" del nombre del santuario catalán Montserrat cerca de Barcelona – con un "e" al final para pronunciarlo más fácilmente.

Cuando estamos contemplando la ciudad y las montañas en el este, de repente se acercan oscuras nubes, traídas por los vientos alisios, cubriendo la cumbre de Guadalupe, donde empieza a llover. Rápidamente, el celaje también llega al Monserrate y después de unos minutos estamos rodeados de niebla densa.

De golpe, todos los colores palidecen, como en una foto de color que se imprime en blanco y negro: el verde de mil colores se transforma en matices grises y negros, los árboles se convierten en sombras estrafalarias que se asoman de la niebla y pronto ya no se ve nada. Antes de que la "lluvia horizontal" nos vaya mojando las camisetas, nos refugiamos dentro de la iglesia.
Este templo blanco, destino de tantos peregrinos, se construyó originalmente en el año 1650, pero lo restauraron no muy adecuadamente. La Iglesia del Señor Caído que obtuvo su nombre de una famosa escultura muy venerada del Siglo XVI. que se encuentra hoy en el coro, en el lugar del retablo mayor. A nosotros nos gusta aún más una bellísima Virgen en una capilla lateral a la izquierda.

Cuando salimos de la Iglesia del Señor Caído, ya ha cesado de llover y el cielo se está despejando de nuevo.

Los rayos del Sol renacido rompen por las nieblas, iluminando las avenidas aún mojadas de lluvia y los rascacielos de Bogotá, inundando todo de una luz que ya parece de otra esfera. Ahora se puede ver de nuevo el "programa de contraste" que el Monserrate ofrece a sus visitantes: a la izquierda, es decir en el oeste, se extiende la aglomeración gris de las casas de Bogotá sin límites, hasta tocar el horizonte, y el ruido del tráfico de la metrópoli de siete millones de habitantes parece llegar a nuestros oídos. En el este, sin embargo, las miradas encuentran una soledad casi total: los bosques de la Cordillera Oriental, majestuosos y de un verdor increíble, nos esperan allí como un escenario del silencio – no se puede ver ni una sola casa en ese otro lado. Entramos en un estado de meditación y sentimos la tentación irresistible de querer explorar esa soledad verdísima y remota.

Pero nos encontramos en Colombia y en muchas provincias está decretado el estado de excepción, así que resulta imposible moverse libremente por todo el país. La razón nos despierta de nuestra visión meditativa, evocada por la atmósfera casi irreal de este monte sagrado, desde el que la dura realidad de Colombia parece tan lejísima. Pero volvemos a mirar hacia el otro lado, a la vida cotidiana gris entre los bloques de casas y rascacielos allá abajo en la profundidad. Desde aquí, desde la altura retirada de la cumbre del Monserrate, el hervidero bullicioso de Bogotá parece armónico y la siempre crítica situación de seguridad de la capital colombiana parece pacífica. Y en este sitio silencioso, al lado de la Iglesia encima de las nubes, quisieramos entonar espontáneamente una oración por la paz para la ciudad allí abajo – y para el resto del mundo.

Texto + Fotos: Berthold Volberg

para imprimir    


Agradecemos infinitamente a nuestros colaboradores Angélica Peñuela y Dr. Jaime Uribe.

Recomendaciones y Enlaces:

Funicular:
Carrera 2 E, N°. 21 – 48, Tel.: (0057)-2845700
Circula Lunes - Sábado 7.30 – 21.00 horas, Domingo y festivos 5.30 – 17.00 horas
Precio Ida y Vuelta: 4.500 Pesos (1,70 €)

Museo Casa Botero
Calle 11, N° 4 – 41
Tel.: (0057)-1-3431212
Horario: Lunes (!) – Viernes: 10.00 – 20.00 horas, Sábado 10.00 – 19.00 horas, Domingo : 10.00 – 16.00 horas
Entrada gratuita
Webpage: www.lablaa.org/blaavirtual/donacion
(Una web muy bonita y bien elaborada, que ofrece informaciones y entrevistas acerca de la persona del maestro y donador Botero y fotos de cada una de sus 123 obras expuestas en este museo. Las dos citas de Botero proceden de esta web.)

Museo Nacional de Colombia
Carrera N° 7; 28 – 66
Tel.: (0057)-1-3348366
Horario: Martes – Sábado.: 10.00 – 17.30 horas; Domingo 10.00 – 15.30 horas
Entrada: 3.000 Pesos (1,15 €)
Webpage: www.museonacional.gov.co

MALOKA
Horario: Martes – Jueves: 9.00 – 18.00 Uhr
Sábado + Domingo 9.00 – 19.00 horas
Entrada: Cine Domo 7.000 Pesos (2,70 €)
Exposiciones/ Museo: 5.000 Pesos (1,93 €)
"Combo" (Cine + Exposiciones): 10.500 Pesos (3, 95 €)
Dirección: Carrera. 68 D N° 40 A – 51, Ciudad Salitre, Bogotá
Tel.: (0057)-4272707
Webpage: www.maloka.org (Para ver este web, hay que disponer de Flash Player 6)


Biblioteca Luis Ángel Arango
Calle 11, N° 4 – 14
Tel.: (0057)-1-2863881
Horario: Lunes – Sábado: 8.00 – 20.00 horas, Domingo 8.00 – 16.00 horas
Entrada gratuita
Webpage: www.lablaa.org


Museo Convento Santa Clara:
Carrera N° 8, 8 – 91
Tel.: (0057)-1-3411009
Fax: (0051)-1-3376762
E-mail: santa_clara@mincultura.gob.co
Horario: martes a viernes: 9.00 – 17.00 horas, Saábado + Domingo.: 10.00 – 16.00 horas
Entrada: 2.000 Pesos ( 0,76 €)

Museo de Oro:
Calle 16, N° 5 – 41
Tel.: (0057)-1-3431111 oder 3432222
www.banrep.gov.co
Horario: martes a sábado: 9.00 – 16.30 horas; domingo 10.00 – 16.00 horas; festivos cerrado!
Entrada: 3.000 Pesos (1,13 €)

Restaurantes:
Casa Vieja:
Hay tres, recomendamos la de la Zona Rosa, porque también abre de noche:
Carrera 11, N° 89 – 06
Tel.: (0057)-1-2363421
Horario: 12.00 – 24.00
Bonito y típico ambiente colombiano con música colombiana en vivo
Platos grandes, postres deliciosos, vino chileno (Undurraga)
Menú a partir de 25 €

Hotel de la Opera:
Calle 10 (del Coliseo), N° 5 – 72
Tel.: (0057)-1-3362066
Fax: (0057)-1-2812494
E-mail: sales@hotelopera.com.co
www.hotelopera.com.co
Recomendable en "El Mirador" (2° Piso): Entradas variadas, Pollo con salsa de almendra, vinos chilenos y las vistas espectaculares
Menú ca. 15 €

Hoteles:
Hotel de la Opera:
véase arriba
Muy céntrico y tranquilo en el barrio de La Candelaria, ambiente aristocrático, Palacio con Patio, 30 habitaciones, Informaciones véase: www.hotelopera.com.co

Four Points Sheraton Bogotá:
Avenida El Dorado N° 69 C – 83
Tel.: (0057)-1-2105000
Fax: (0057)-1-2105003
E-mail: hotel.sheratonbogota@ghl.com.co
Habitación sencilla con desayuno entre 42 y 52 €
En el norte, relativamente lejos del centro, pero cerca del Aeropuerto

La Magdalena:
Carrera 13 A, N° 38 – 91
Muy céntrico en el "Centro Internacional", no muy tranquilo
Habitación sencilla 15 – 20 €

Transporte:
Coche alquilado:
¡No!, demasiado peligroso viajar individualmente

Taxis:
negociar el precio antes, trayecto normal 5.000 hasta 10.000 Pesos máximo (1,90 – 3,80 €), por razones de seguridad sólo subir a taxis amarrillos o a los del hotel (blancos)

Transmilenio (Buses)


buscar

powered by google


guia/archivo

© caiman.de GbR - disclaimer - nosotros pa´rriba